La moda ¿El futuro de los wearables?

  • La moda ¿El futuro de los wearables?

Ya hace tiempo que se habla de los wearables cómo una de las futuras tendencias en el mundo de la salud. Cada día aparecen nuevos dispositivos: pulseras, camisetas, relojes, anillos, collares… pero su uso no acaba de dar el despegue definitivo.

De momento parece ser que hay más ruido mediático que un mercado real. Y sobretodo si tenemos en cuenta cuantos de estos wearables vendidos se utilizan regularmente para monitorizar datos de salud.

Hace algún tiempo están apareciendo dispositivos que podríamos englobar dentro de una nueva categoría, los “fashion wearables” o «designer wearables».

Mucho más allá de la utilidad ofrecen exclusividad, imagen o una estética que pretende dar algún atributo más al objeto en si.

¿Será el mundo de la moda quien haga despegar el sector wearable? Quien sabe…

De momento tenemos multitud de ejemplos de la conjunción fashion-wearable, destacaré los más mediaticos:

Polo Ralph Lauren se alió con OMS signal para crear su camiseta de deporte Polotech Smartshirt. Ya existían otras camisetas casi iguales ¿Que las diferencia? La estética seguramente ayuda, pero indudablemente su «valor» añadido es el logo que luce en el pecho.

También es destacable que el lanzamiento del producto ha sido brillante. Empezaron a hablar de ella, a modo de teaser en el U.S. Open de tenis de 2014 apareciendo en las noticias de todos los medios. Tras analizar que el producto tendría cierta demanda y viabilidad y cómo mínimo sería positivo a nivel de imagen de marca, lo lanzaron más tarde. Un tipo de comunicación más propia del mundo de la moda que de un producto tecnológico.

Por su parte Apple se alió con Hermés para lanzar su propio Apple Watch. ¿Que tienen en común ambas marcas? Los territorios de marca de Apple y Hermes seguramente no son tan lejanos, o por lo menos eso dicen los responsables de Apple cuando dicen que las dos marcas tienen en común un  compromiso con el diseño de calidad y la búsqueda de la excelencia. Esta claro que llevar un Apple con correa Hermés no es sólo por una cuestión de utilidad del reloj.

Lo mismo pasa con otros relojes cómo el Montblanc e-Strap , el TAG Heuer Smartwatch o el Will.i.am Gucci entre otros.

El dispositivo cada vez se “hospeda” en más  joyas, pulseras o anillos. El wearable podría convertirse en un objeto de culto.

De hecho, para las adolescentes en USA llevar un Fitbit o un Jawbone UP se está convirtiendo en un “must Have”, pero cómo elemento de estilo, no cómo healthtracker.

Una vez más somos testigos de los caprichos del consumidor, y por tanto del mercado. Un dispositivo con un valor claramente asociado a una utilidad concreta ( y por tanto racional) se está convirtiendo en objeto de consumo basado en atributos emocionales (y en muchos casos, irracionales).

Paradójicamente, un sector considerado como frívolo acabe siendo el que consiga que los wearables se instauren en nuestras vidas, y quizás contribuyan a la mejora de la salud de la población.

Creo que este fenómeno es especialmente interesante para reflexionar sobre varias cosas:

  • El usuario/paciente/consumidor necesita algo más que la utilidad en sí misma de un wearable o de un healthtracker.
  • Modificar comportamientos de salud es difícil. Para conseguir que la población adopte hábitos saludables, en muchas ocasiones necesita “ayudas” para adoptarlos. Modas, retos, campañas…
  • La tecnología por si sola no sirve de nada. Si no aporta un valor real apoyado con uno emocional que sumen un deseo de compra es cómo si no existiese.
  • Las empresas de salud o de wearables del futuro deberán aliarse con otros partners si quieren convertirse en parte de la vida de las personas. Seguramente integrar “salud” dentro de “moda” o de “deporte” sea una de las vías, pero no la única.
  • A veces la palanca que motiva el cambio esta oculta, hay que buscarla. Seguramente la vía hacia el futuro se encuentre en caminos que aún no están marcados.

¿Se acabarán instaurando los wearables en nuestra vida cotidiana por si solos? O ¿Será la moda el impulso definitivo que le faltaba a este sector para despegar?

El futuro lo dirá…

imagen ©Apple

[contact-form-7 404 "Not Found"]